Tiramisú cremoso

photo_2014-10-20_18-09-42

La segunda receta que os he prometido para hoy es este dulce, cremoso, rico…tiramisú de la foto. Es una receta fácil, sin ninguna complicación, y no se tarda nada.

Ingredientes para 8 raciones:

– 500 gr de Mascarpone

– 6 huevos (si son de corral mejor)

– 60 + 60 gr de azúcar, más 1 cucharada aparte

– 400 gr de bizcochos al huevo (un paquete)

– 1 vaso de sidra de café

– 2 cucharadas de licor, lo explico más abajo

– 2 cucharaditas de vainilla en pasta, o las semillas de una vaina de vainilla.

– cacao en polvo sin azúcar

Preparación:

Separamos las yemas de las claras de los huevos. (Os recomiendo usar recipientes más bien grandes, para poder batir bien los ingredientes.) A las yemas añadimos 60 gramos de azúcar y batimos con una batidora de varillas hasta que la mezcla empiece a blanquear. Por otro lado, batimos las claras a punto de nieve, y vamos añadiendo poco a poco los otros 60 gr de azúcar.

Añadimos el mascarpone y la vainilla a la mezcla de yema + azúcar, hasta que se homogeneice. Como he mencionado podemos sustituir la vainilla en pasta por semillas de vainilla. En caso de tener el botecito de Vahiné de vainilla, con media cucharadita sería suficiente.

Vamos añadiendo con una espátula las claras montadas poco a poco y removiendo de abajo hacia arriba con cuidado para que no se desmonten.

Aparte, preparamos el café en el que vamos a mojar nuestros bizcochitos. Yo le añado una cucharada de azúcar y dos cucharadas de vodka de caramelo. Podréis sustituirlo por otro licor o crema que os guste, Bailey’s, chocolate.

Vamos mojando los bizcochitos en el café y los pondremos como primera capa en la bandeja/molde en el que vayamos a montar nuestro tiramisú. No os preocupéis por la cantidad de café. Yo los mojé más bien poco, y me quedaron secos, con lo cual, a la hora de cortarlo, se me ha desmontado un poco. Cubrimos el molde con los bizcochitos “cafeinizados” colocándolos uno al lado de otro. Añadimos una buena capa de crema y alisamos con ayuda de una cuchara o espátula. Encima espolvoreamos cacao en polvo con un tamizador, y repetimos el proceso (bizcocho, crema, cacao). En mi molde he podido meter hasta 3 capas de bizcochitos y crema. Pero dependerá del molde que utilicéis y la altura que le queráis a vuestro tiramisú.

Cuando hayáis terminado, guardad el molde en la nevera al menos 6 horas. Tened cuidado, ya que al tratarse de un postre con huevo crudo, no debe permanecer a temperatura ambiente salvo en el momento de servirlo.

¡Buen provecho!

Anuncios

Galletas de Jengibre

ImagenImagen

 Galletas de Jengibre

El invierno pasado escribí este post, pero se ve que lo dejé en el borrador y nunca se llegó a publicar. Por tanto, hoy que tengo un ratejo aprovecho para terminarlo, adelantándome a la época fría que se nos viene encima. Me inspiré en la receta de Pepacooks (http://pepacooks.com/receta-de-galletas-de-jengibre-gingerbread-cookies/), cuya página os animo a visitar alguna vez ya que tiene recetas bastante interesantes. Por supuesto, como siempre, he modificado la receta echándole un poco de vainilla.

Ingredientes:

1 taza de mantequilla a temperatura ambiente
1 taza de azúcar moreno
1 huevo
1/2 taza de miel
4 tazas de harina
2 cucharaditas de canela en polvo
2 cucharaditas de jengibre molido
1/4 cucharadita de clavo molido
1/2 cucharadita de vainilla en pasta
1 cucharada levadura en polvo

Preparación
Batimos la mantequilla junto al azúcar hasta que queda una crema. Añadimos el huevo y la miel e incorporamos bien a la mezcla.
Hacemos lo mismo con la harina, la levadura y las especias, vainilla incluida. Intenta conseguir que la mezcla sea lo más homogénea posible. Si tienes una batidora amasadora, es el momento perfecto de ponerla en funcionamiento.

Dejaremos la masa reposar en la nevera envuelta en papel film durante un par horitas.

Y ahora a hornear!! Para ello, precalentaremos el horno a 200ºC.

Extendemos las galletas en una superficie que tenga un poco de harina, para evitar que se peguen y del grosor que más os gusten las galletas en casa. Tened en cuanta que cuanto más fina la dejéis, menos tiempo de horno necesitará. Yo las hice más bien finas, así no nos hinchamos tanto, y además están crujientitas.
Para cortar las galletas yo me hice con un set de cortadores del Ikea de animalitos. Publicidad in coming! (http://www.ikea.com/es/es/catalog/products/30133046/)

En la bandeja de horno pondremos un papel de hornear sobre la rejilla y tendremos las galletas durante unos 5 minutos a media altura, pero dependerá de vuestro horno. Hay hornos potentes que son capaces de hacer un bizcocho en minutos, así que comprobad los primeros, y corregid el tiempo de ser necesario.

Para enfriarlas, mejor sobre una rejilla, para que no se cree condensación debajo de las galletas, y estén mojadas.

El invierno pasado, aproveché la ocasión para llevarle unas pocas a amigos y familiares en unas cajitas muy chulas de metal que encontré en la tienda china de mi barrio (ver foto). Si vais a hacer estar galletas en invierno y queréis darle un toque navideño, con un poco de azúcar glasé por encima perfecto. Y si tenéis copos de navidad de azúcar como éstos de Dr. Oetker (http://www.oetker-reposteria.es/productos/decoracion/copitos-de-nieve), echad unos poquitos. A mis sobrino les llamó más la atención la decoración que las galletas.

Crêpes dulces

crepe-in-pan

 

Ingredientes:

  • 100 gr harina
  • 250 ml leche, preferiblemente entera
  • 1 -2 huevos, según el tamaño de éstos
  • 1 cucharada de aceite de girasol
  • 1/2 cucharadita de sal blanca
  • 1 sobre de azúcar avainillado, o  2 cucharaditas
  • (opcional) 1 cucharada de cacao puro
  • (opcional) 1 cucharadita de azúcar moreno
  • (opcional) chocolate rallado

 

Preparación:

En un bol grande echamos la leche, los huevos, la harina. Batiremos con una batidora de varillas; nos sirve tanto la manual como la eléctrica. A continuación, a la mezcla le añadimos el aceite, la sal y el azúcar avainillado, y volvemos a batir hasta homogeneizar la mezcla.  Si queremos hacer los crêpes de chocolate, éste sería el momento de echarle el caco, el chocolate rallado, y batirlos también.

En una sartén pequeña, echamos una gotita de aceite de girasol, y la ponemos a calentar. Cuando esté caliente, con un cazo, vamos echando la mezcla a la sartén y la vamos moviendo de forma que la mezcla esté repartida uniformemente. Es preferible echar menos y añadir un poco más si hace falta, que echar demasiado, ya que no se cocinaría, y no podremos darle la vuelta.

Para darle la vuelta, si sois atrevidos, podéis hacerlo directamente con la sartén, o para los torpes, como yo, utilizaremos un tenedor.

Sabremos que ya podemos darle la vuelta cuando la parte superior de la crêpe se va solidificando.

 

Truco para las crêpes normales: Podemos jugar con las texturas de esta receta y añadirle coco rallado, pepitas de chocolate pequeñas, según lo golosos que seamos. Y para cubrirlas, podemos utilizar mermeladas, nutella fundida, etc.