Salsa de curry casera

451820

 

Ingredientes:

  • 1 cucharada de curry
  • 1 cucharada de cúrcuma
  • 1 yogur griego sin azucarar
  • 200 ml de nata líquida, da igual el tipo
  • sal
  • aceite de oliva
  • pimienta

Preparación:

En una sartén esmaltada, echamos una gotita de aceite de oliva, y ponemos a calentar. Cuando esté caliente, echamos la nata y el yogur griego, y vamos removiendo, a fuego bajo. Echamos el curry, la cúrcuma y una pizca de sal. Si queremos darle un toque picante, le echaremos una pizca de pimienta negra o pimienta cayena.

Es muy importante que no lo hagáis a fuego muy alto, porque se os puede quemar. Aparte, que así tendrá mejor sabor y textura.

 

Truco de la receta:Aunque os daré la receta más adelante, os anticipo que a esta mezcla si le echáis un par de cucharadas de leche de coco, y una cucharadita de coco rallado, queda genial con pollo a la plancha.

Anuncios

Salsa de mostaza y miel casera

Imagen

Ingredientes:

Mayonesa ligeresa 200 ml, o la casera cuya receta ya tenéis, hecha con un huevo.

3 cucharadas de miel de abejas, preferible que sea más densa, pero si no tb nos sirve la de “La granja San Francisco”

1 cucharada y media de mostaza de Dijon

1 cucharada de azúcar glass, para espesar un poco la salsa

1 pizca de pimienta cayena molida

1 pizca de pimienta negra

Preparación:

En un vaso alto de batidora, echamos la mayonesa y le añadimos la miel y la mostaza. Batimos a velocidad media un minuto, y probamos. Si lo queremos un poco más dulce o más picante le podemos echar un poco más de miel, o mostaza, respectivamente.

Cuando tengamos una mezcla homogénea, le añadimos el azúcar glass, y las 2 pimientas. Batimos otros 30 segundos, para repartir bien el picante y ya lo tenemos.

Cuidado con la pimienta cayena, ya que nos bastará con muy poquito. Es preferible echar de menos, y corregir si necesario, que echar de más, y tener que tirar toda la mezcla.

Esta salsa está muy bien para acompañar pollo con almendras, o darle un poco de sabor a una pechuga de pollo a la plancha. A mí como más me gusta es con brochetas de pollo rebozado en  almendras.

Mayonesa casera rica, rica, y con fundamento, como diría Arguiñano.

Imagen

Ingredientes:

1 huevo,

Aceite de girasol (muy importante que sea de girasol, y no de oliva)

Un par de cucharadas de vinagre blanco (sea de manzana o de vino blanco)

Media cucharadita de zumo de limón (el de botella tb nos sirve, no hace falta que sea recién exprimido)

Sal y pimienta al gusto

Ajo y perejil, frescos o de bote, si queremos darle un toque especial.

Necesitaremos de una batidora para hacerla y solamente tardaremos un par de minutos.

Preparación:

En un vaso alto de batidora, echamos el huevo, yema y clara, y le echamos unos 100 ml de aceite y una pizca de sal. Y nada más de momento.

Metemos la batidora hasta el fondo del vaso, y la ponemos a media potencia unos 30 segundos más o menos, sin subirla. Cuando ya empiece a cuajar la mezcla, podemos subir  poco a poco y echarle más aceite, según la consistencia que queramos darle, a más aceite, más densa. Cuando hayamos adquirido la consistencia deseada, echamos el vinagre, primero un poco, media cucharadita, y el limón. Probamos a ver si está bien de ácida para el uso que le vamos a dar. Tened en cuenta que el limón hará que nos dure más tiempo, y el vinagre la dará más acidez. En este momento le podemos echar ajo y perejil, o curry, pimienta…

A mi me gusta con una cabeza de ajo fresco, troceada, y perejil freso. Así nos queda una especie de ali-oli que queda genial como salsa para patatas al horno (ya os daré la receta más adelante…)